Aventura a caballo: viaje en la Patagonia  Argentina



    Mon Facebook                 

Libro de Oro


Cavaliers en route, pure Patagonie

Los testimonios de quienes han venido a cabalgar con nosotros son nuestra gran fuente de motivación. Agradecemos a todos estos jinetes sinceros y sonrientes, conscientes de ayudar también a todos aquellos que rodean este fantastico proyecto.

Théo, diciembre 2014

Gracias por esta linda semana, el descubrimiento de esta región magnífica a caballo me encantó. Gracias a los gauchos por cuidarnos tanto y compartir su vida con nosotros. Gracias Elsilina por estos maravillosos momentos, tu proyecto es genial, pone ideas en mi cabeza y me recarga de energía! Gracias a todos por todo, es una perfecta semana. Besos!

 

Fanny, diciembre 2014

GRACIAS a todos quienes compartieron un pedazo de sus vidas conmigo! Fué un viaje increible, me voy con la cabeza llena de proyectos, por favor sigan esta maravillosa idea! Los espero en Francia para iniciarlos en mi pasion por el espectáculo equestre! Muchos besos!


 

adeline en atelier cuirThomas, nov y dic 2014

Gracias Elsilina y todos los gauchos Soliecol! Su proyecto es genial, su motivación contagiosa y su sinceridad conmovedora. La ruta es larga para lograr tal objetivo, pero ya están bien encaminados!
Si todos los turistas quedan encantados como yo e Isa, van a tener grandes excitos! Un abrazo grande!

Isabelle, nov y dic 2014

Buenos Días a la Princesa de la Patagonia ! Un enorme GRACIAS por tu inmensa sonrisa, tus dichos comicos y tu alegria de vivir! Gracias por habernos mostrado que se puede alcanzar sus sueños y crearlos en camino, gracias por dedicarte tanto, sin reserva, en lo que vos crees. 
Fue un hermoso momento de compartir, con los adorables gauchos y tu personalidad inolvidable. Viva Soliecol, cuida bien esta linda familia argentina! Hasta luego! Isa - turista vegetariana feliz y contenta en la Patagonia.

 

adeline en atelier cuirBertrand, noviembre 2014

Como describir esta experiencia!? Un momento de nuestras vidas que quedará grabado para siempre en nuestras mentes. Su acojida, su apertura de ideas en cuanto a la tierra nos asombra y nos impone el respeto - tambien nos hace reflexionar...
Gentileza y delicadezción son las palabras claves de nuestros guias gauchos. Bravo por el proyecto Soliecol y su espíritu solidario. Hasta pronto en Francia o en Chos Malal !

Stéphanie, noviembre 2014

Que agregar al mensaje de Bertrand ? Un gran gracias por su acojida, nos vamos llenos de recuerdos. Espero volverlos a ver pronto! 





 

Stephane Laure, noviembre 2014

¿Hola, que tal? Quisiera escribir unas pocas palabras para resumir estas hermosas vacaciones! Gracias por habernos hecho descubrir tan lindos paisajes, tan bellas sensaciones en un ambiente bárbaro! Todo fué perfecto para desconectarnos (y no fue facil para mi!), gracias por logralo! Ustedes 4 son personas maravillosas, a cada rato queria fotografiarlos por eso! Y no olvido toda la gente encontrada en camino, magníficas y conmovedoras... Cabalgar en Argentina con los gauchos fue un sueño de chica, ahora estoy feliz!
Ahora tienen que prometer cuidarse: guantes, anteojos, crema de sol para todos!! Otra vez BRAVO por este lindo proyecto y algun dia en Francia les mostraré mi vino y secretos de la Provence! Muchos besos!

adeline en atelier cuirAdeline, abril del 2014

Un viaje inolvidable… Paisajes magníficos pero también y sobre todo una calurosa hospitalidad, el descubrimiento de una cultura rica en tradiciones que toda la gran familia de los gauchos nos ha enseñado. ¿El único remordimiento? ¡No hablar castellano! Pero espero volver acá, ¡con unas palabras más de vocabulario! Hasta ahí, un gran gracias a los gauchos, a Elsilina, a los caballos y muy particularmente a Grisette (quien va a ganar la carrera en un tiempo más), a los mulares, de hecho, ¡un inmenso GRACIAS a todos! ¡Hasta pronto en Francia! 
Adelina



Arnaud, abril del 2014

Es difícil poner palabras sobre esta semana. Distinto, ¡seguramente! Desequilibrante, ¡también! Cansador, ¡un poquito! ¡Pero tantos lindos momentos gravados en mi memoria! El proyecto SOLIECOL me ha hecho vivir una semana en las botas de un gaucho, espero haber aportado una pequeña contribución a todas las realizaciones por venir. ¡No aflojen para nada!
Unas gracias muy particulares a nuestros gauchos y gaucha: José, Ceferino y Lina.
A pesar de las dificultades debido al  idioma, nos han explicado en cada momento, mostrado y transmitido sus conocimientos. Gracias a Lina por la organización de esta aventura, la traducción, el buen humor y los suaves amaneceres. Esperando no clausurar con un punto final y volver a encontrar todo el Equipo en Francia o por otros lados… ¡Muchas gracias! Arnoldo


 

Claire, abril del 2014

Este viaje, es un sueño que se realizó. Durante una semana, nos sentimos gauchos (¡o casi!), desconectados de nuestras vidas cotidianas ¡y eso hace tanto bien! Gracias de habernos revelado estos paisajes magníficos y permitido conocer la vida de los gauchos. Gracias a Ceferino y José que son tan generosos y han compartido sus conocimientos con nosotros. ¡Espero volverles a ver a todos en Francia! Clara
 

Michel, marzo del 2014

Gracias a mi hijita que me acompaño en mi descubrimiento de la Argentina. Tomando su tiempo, se viven cosas maravillosas y la guía esta entrenada para todo tipo de excursiones. Lo que me costó más sudor y lágrimas fue la caminata a través de la montaña. Me gustó la cabalgata tranquila con Vallito. El cuatriciclo me deja un gusto a tierra, pero anduvimos más rápido por las pistas para visitar la gran “Familia de los Gauchos”.
Gracias también a Julián por su gentileza, gracias a “Hamilton” hemos podido comer una trucha en el medio de un paisaje supremo. Gracias a toda la familia SOLIECOL de haberme cocinado todas las especialidades locales, me encantaron las empanadas y el dulce de rosa mosquetas. ¡Gracias por todo y viva la chupilca! Mimi

Hélène, marzo del 2014

Vine para encontrar Gauchos y Criollos, he encontrado muchísimo más :
un arte de vivir (gracias Ceferino)
y un arte de pensar la vida (gracias Elsilina)
. Las palabras me faltan para resumir semejante aventura pero finalmente no es nada grave: se vive pero no se cuenta – mi primera y mejor lección gauchesca. Es obvio que volveré para las revisiones y continuar mi educación, me queda disfrutar de la chupilca, carnear un cordero y comerle los sesos… ¡Hasta pronto!

.

 

Muriel, febrero del 2014

Algunas páginas más lejos y un año más tarde… Volví para hacer la otra cabalgata, Naturaleza sin Fronteras, y si tengo que elegir una…claro que tomo las dos! Todos los días un nuevo choque visual bien llevado…la visita del cóndor y las huellas del puma…las noches bajo las estrellas cerca del fogón… Y siempre las sonrisas, la gentileza de todos… Entonces, Elsilina, te he llevado la camera fotográfica a domicilio, pero el “cassoulet” todavía espera, ¡con el “fois gras”! No te olvides de Toulouse cuando viajes por Francia…

Gracias también a Ceferino por sus esfuerzos durante mis clases de francés y a don Héctor y su hijo Cipriano por su acogedora veranada del fin del mundo, ¡es un paraíso! Ahora hay que irse, así que solo les digo hasta pronto, Muriel.


Hélène et Jean Pierre, febrero del 2014 

De nuestro sueño de Argentina, nos quedarán los recuerdos de encuentros inolvidables. De tu sonrisa y las de Ceferino y don Hector nuestros corazones están llenos. Los paisajes fueron todavía más grandiosos de lo que esperábamos. Te deseamos buena suerte por lo que sigue y seguramente ¡hasta el año que viene! Helena – ¡Sos una verdadera Gaucha! Esplendido…  Juan Pedro


 

Marie José, febrero del 2014 


Vuelvo a Francia con el recuerdo de estos paisajes sin límites, de los maravillosos criollos, y sobre todo de los encuentros con todos los participantes del proyecto, Juancito, Ceferino, don Hector, y toda tu familia! Fueron momentos inolvidables. Espero poder acogerlos a todos cuando vengan a Francia, pues estoy segura de que lograrás organizar este viaje que tanto deseas. Bravo por tu energía, tu voluntad, tu generosidad y tu sonrisa. Con mucha amistad, Majo.


 

Stéphanie, enero del 2014 

Querida Elsilina, como expresar con palabras este viaje, paisajes, encuentros, emociones… Entre el cielo y la tierra, arriba del Vallito, he acariciado con la punta de los dedos el aire del Paraíso, soplando entre las orejas del caballo. Gracias por haberme inspirado a vivir este capítulo. Del fondo de mi corazón. ¡Larga vida a Soliecol y a la cultura gaucha!
 

Sylvie, enero del 2014 

JJoseph Kessel hubiera sabido transcribir todos estos encuentros, estas formidables sensaciones. Yo solo puedo reportar modestamente mis recuerdos a través de fotografías y estas pocas palabras incapaces de  trasmitirte un inmenso sentimiento de haber Vivido con mayúscula. Bellas personas como vos saben ser un puente entre todos y es con mucha emoción que te lo agradezco, vos y todos los  que supieron tenerte confianza. ¡Bravo a la Gaucha! 
 
 

Alix, enero del 2014 

Muchísimas gracias Lina por todo este lindo intercambio. Seguí siempre adelante todo lo que haces con los adorables gauchos. Te deseo lo mejor. ¡Abrazo!
 

Camille, enero del 2014 

¡Gracias Elsilina! Por absolutamente todo. Realmente has organizado un viaje extraordinario e inolvidable: los días al sol a caballo y las noches tan calurosas cerca del fuego con los gauchos. Me ha encantado encontrarlos en sus vidas cotidianas y entender un poco de ellas. ¡Un enorme gracias a Ceferino y Valentín! Son geniales y ya que solo supe decirles gracias ¡creo que habrán entendido! Todas las personas que hemos cruzadas quedarán en mi memoria. Lo que haces es hermoso y te deseo lo mejor. 
 

Stéphanie, enero del 2014 

Siempre digo que nada nunca llega para nada en la vida: ¡otra vez me doy cuenta que es la pura verdad! Una gran casualidad que vi el anuncio en la página web de “Caballo de Sueño”, enseguida he tenido confianza, sentía que sería una experiencia extraordinaria. ¡Y que experiencia ha sido!  Nunca te agradeceré lo suficiente por esta semana pasada contigo, con los gauchos y sus familias. Me voy con la cabeza llena de recuerdos y el corazón triste por dejar gente tan hermosa. Encuentros inolvidables, paisajes magníficos, caballos increíbles… ¡una semana perfecta! Admiro tu capacidad para hacer a la gente sentirse cómoda y unirnos a todos con tanta facilidad. Gracias por habernos permitido conocer tantas personas formidables y ¡buena suerte en tu proyecto! Te deseo muchos éxitos pero no tengo ninguna duda, ¡ya sé que lo lograrás! ¡Gracias por todo y hasta luego! Xoxox (besos de Québec). 

Alix, diciembre del 2013 

Es muy difícil tener palabras para tantas emociones. Ninguna podría realmente describir los paisajes de la Patagonia, la hospitalidad de sus habitantes, la sensación de inmensidad que nos llena… Gracias a vos, Lina, por haberme hecho vivir estos momentos con tu buen humor permanente y tu motivación. Fue una semana formidable, tomando chupilca y encontrando gente que sin vos nunca habríamos cruzado. Gracias por este viaje compartido, vivirlo es inolvidable. Vivirlos con alguien tan motivado, convencido y convincente, y sobretodo empeñoso, ¡es todavía mejor! Tus explicaciones me han permitido tener otra mirada sobre  Argentina.
Gracias también a Ceferino, por su paciencia, su gentileza y todo lo que ha podido enseñarme, traspasando los límites del lenguaje. Le deseo todo la felicidad y suerte para lo que viene, a la vega del Rodeo o por otras partes. ¡Fue una maravillosa forma de empezar el año 2014! ¡Les deseo lo mejor para su proyecto! ¡Hasta pronto! 

Viviana, diciembre del 2013 

Recorrer mi norte neuquino, tierra que me vio nacer, crecer, partir, regresar. Visitar las veranadas y su gente, mi gente. Sentir que vuelvo al origen de todo lo que soy y lo que siento. Ser testigo y beneficiaria de la hospitalidad, sencillez y bondad que reconozco en cada rostro de gauchas y gauchos que han sido parte de mi niñez y adolescencia. Mirarlas/os, observarlas/os y reconocerme en ellas y ellos porque esta corporeidad y sentir se fundan en esas miradas, actos y palabras que cuentan la historia y la vida de la gente de mi tierra, “la gente del campo”.
Tomar mi yegua, acariciarla, agradecerle y salir a recorrer montañas, volcanes, ríos, vegas, arroyos, cerros…sentir el viento, las aves, el sol. Paz. Compartir contigo, hermanita mía, acompañarte en esta gran aventura y ratificar lo increíble y admirable que eres. Tus comidas, vinos y chupilcas, tan ricas como las tortas fritas y asados de Ceferino, fueron mimos al alma durante cada uno de estos días.
Esto y mucho más, que mi escasez de palabras no me permite expresar, significó esta cabalgata para mi, bon amie* (amiga querida en frances). ¡Gracias por ser parte de mi vida! Love you to pieces!!! Vivi
 

Mélanie, diciembre del 2013 

Momento inolvidable, imposible poner palabras sobre este viaje. La magia de las harmonías… Gracias a Elsilina y Ceferino, han sabido llevarnos en este sueño (demasiado hermoso para ser real). 
 

Zoé, diciembre del 2013 

Elsie « Lina »,
Con tan solo 26 años (que con honor festejamos con vos), has sabido conducir esta maravillosa cabalgata, ¡mejor de lo que me esperaba! Has llenado mis ojos ¡y es lo menos que puedo decir!  Mi sueño se realizó gracias a vos! Paisajes para perder el aliento! Todavía me cuesta analizar todo, ¡la vuelta a mi país será difícil! Pero las fotos me harán recordar  magníficos momentos…  Un inmenso GRACIAS a Ceferino por su generosidad y gran corazón. El mío se aleja  desconsolado, ¡lleno de instantes inolvidables! Mis lágrimas son de pura felicidad. Otra vez gracias a Lina y Ceferino, y a todos los gauchos que hemos encontrados en el  camino. Les mando muchos besos en el cielo estrellado.

Muriel, marzo del 2013 

El ejercicio del libro, ya llenado de agradecimientos y felicidades, es difícil, ¡las palabras no encuentran sentido! Hasta la meteo fue perfecta, justo lo necesario de viento y nieve… ¡Patagonia pura! Imposible de olvidar toda esta gente que me abrieron su puerta, a orillas de la laguna Tromen, en casa de don Luis; los chistes y sonrisos de don Leonardo para calentar el atmosfera que lo necesitaba urgente! Sus padres, don Manuel y doña Noelia, que hila y teje todavía, una artista; y doña Lela, la señora de don Demetrio. Gracias a Ceferino, mi guía, sonriendo siempre, “cocinero de oro” y rey del asado, perpetrando el también las tradiciones: sobar los cueros y trenzar los lazos. Mención especial para las empanadas del restaurant “mi pago” de Suyaí y Noni…
Nunca olvidaré estés paisajes, variados todos los días, y cada vez espectaculares, todos estes animales en libertad en estes grandes espacios… El Tromen, Arroyo Blanco, el Salto, etc. Y un enorme GRACIAS al equipo SOLIECOL: el capitán Elsilinix y el asistente logístico Javier.
Ningún gaucho se olvida que creer es poder. Que conservan su buen humor defendiendo las tradiciones y seremos muchos a hacer este largo viaje para venir a encontrarlos. Elsilina, te espero a Toulouse, Francia, ¡para comer un cassoulet!
Abrazos para todos, Muriel, el canario de la Patagonia.

Bertrand, marzo del 2013 

Una cabalgata muy agradable, manejada con mano apasionada de gaucha. Descubrir este mondo y sus habitantes gracias a vos Lina, con tu investimento, tu devoción hacia tu proyecto y tu buen humor permanente han sido un gran placer y me enriqueció. Sin hablar de tu gestión perfecta de las turbaciones en el camino! Un solo reproche: que nos me has dado tu secreto para cocinar pastas tan exquisitas… Muchas gracias, gracias por los excelentes recuerdos. Besos.

Prudence, diciembre del 2012 

Gracias para este maravilloso viaje hecho los cinco. ¡Decir todo lo que adoré tomará demasiado tiempo y páginas! Venimos acá para aislarnos del mondo, de la civilización y del tiempo, ¡está logrado! No tengo idea de que día estamos, conozco la fecha porque está escrita en mi reloj, nada más.
Gracias Lina por habernos acompañadas, nos ayudaste mucho a entender lo que nos rodeaban, la vida gaucha, la historia y cultura de la Cordillera. Gracias Jorge para su sonriso, ¡su energía y gentileza! He tenido confianza en Usted durante todo el viaje y me gusto mucho escuchar los cuentos de campos.
Otra vez gracias para la cualidad de este viaje, un gran abrazo!
 

Juliette, diciembre del 2012 

¡Muchas gracias Jorge, Lina et Nico! Gracias por habernos mostrado su región tan bella. Esta semana ha sido excelente gracias a su gentileza, alegría y ganas de compartir. Los paisajes están increíbles y no hay mejor solución que los caballos criollos para admirarlos.
¡Suerte para su lucha y hasta pronto!
 

Marie, noviembre del 2012

Del fondo de mi corazón: MUCHAS GRACIAS. Del otro lado del mondo, perdido en el medio de las montañas, llegue al campo. Un lugar de paz y belleza en donde el amor, la sinceridad y la alegría se respiran. Tantos encuentros inolvidables y una cabalgata tan formidable. Hoy me lastima partir, pero cada momento pasado acá en la Patagonia está gravado en mi cabeza y corazón. La chiva de ojos azules, estos asados deliciosos, estas noches rodeando el fogón, sin olvidar la cueca contra las rodilleras de don Lopez, ¡nunca olvidaré!
Lina, espero que iras hasta el fondo de este proyecto genial y siga escribiendo todas la bellas canciones de los gauchos. Jorge, quedate como sos. Guarda siempre esta sonrisa, para luchar también, ¡no cambia nada!
 

Emma, noviembre del 2012

Quisiera exprimir muchas cosas, este viaje fue mas increíble que lo había imaginado. Muchas gracias para todo lo que nos dieron y sigan todo lo que comenzaron. Una parte de mi corazón quedara siempre acá. Un abrazo y otra vez gracias a ustedes.
Besos a Lina y ¡muchos besos para Jorge!

Site développé et mis à jour avec le Système G